domingo, 26 de julio de 2009

Hallan en Veracruz fragmentos óseos de animal prehistórico


Los fósiles fueron encontrados por trabajadores de la empresa acerera Tenaris Tamsa mientras realizaban obras de ampliación en sus instalaciones ubicadas a un costado de la carretera libre a Xalapa

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) valoran fragmentos óseos de un animal prehistórico hallados en un antiguo pasaje lagunar del puerto de Veracruz, para determinar la especia a la que pertenecen y establecer su antigüedad.

"Hasta ahora se tienen registrados fragmentos de huesos dispersos, que preliminarmente se asocian a fauna del Pleistoceno, sin determinar aún la especie a la que pertenecen", informó este viernes el Instituto.

Los fósiles fueron encontrados por trabajadores de la empresa acerera Tenaris Tamsa mientras realizaban obras de ampliación en sus instalaciones ubicadas al poniente del puerto de Veracruz, a un costado de la carretera libre a Xalapa.

Arqueólogos del Instituto acudieron de forma inmediata al lugar para constatar el descubrimiento e iniciar a la brevedad el salvamento efectuado en dicho lugar, informó Fernando Pérez Vignola, delegado del INAH en esa entidad.

La valoración de los fragmentos óseos la realizarán especialistas del INAH en arqueozoología y paleobotánica.

El área donde se localizaron fue delimitada y restringida para que los especialistas del INAH inspeccionen el lugar y posteriormente recolecten los distintos materiale, además de tomar muestras de sedimentos que serán enviados para su análisis a laboratorios especializados del Instituto.

Tanto la empresa acerera como el INAH han mantenido una estrecha coordinación en todo el proceso de intervención arqueológica.

Hasta el momento, la ejecución de las obras de construcción de la empresa Tenaris Tamsa han sido suspendidas parcialmente, toda vez que arqueólogos desarrollan una exploración más amplia.

Para poder establecer la correcta identificación de los restos de fauna se tendrá que desarrollar una secuencia de investigación, basada, en primera instancia, en los atributos biológicos y determinar la taxonomía de los huesos, dijo el especialista Oscar Polanco, titular del Laboratorio de Arqueozoología del INAH.

A partir del estado de conservación que presentan los fragmentos de hueso, abundó, se contará con más elementos para precisar el tipo de fauna, que puede ser desde un proboscidio hasta un equino.

En función de estos estudios y la comparación física con el acervo que resguarda el laboratorio, se podrá establecer con precisión la especie prehistórica a la que pertenecen los restos hallados, finalizó el especialista del INAH.

Fuente: eluniversal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada